Entrevista Gabriela Castro, Socia Directora de Argento Consultores

Gabriela Castro

Con más de 15 años de experiencia, Gabriela Castro, es una profesional que se ha destacado en el área de búsqueda de Talento, experiencia que se apoya en su vida laboral en el mundo corporativo de distintas empresas locales y multinacionales. Actual socia-fundadora de la empresa Argento Consultores, nos cuenta de su trayectoria y hace un recorrido por algunos temas de contingencia que afectan nuestro país.

Gabriela, eres Ingeniero Comercial ¿Cómo llegas al ámbito de los Recursos Humanos y a participar de esta empresa, Argento Consultores?

Yo llego al mundo de la gestión de personas por una casualidad. Efectivamente durante 10 años de carrera en distintas empresas me desarrollé en cargos asociados al área comercial. Pero en un momento, viviendo fuera de Chile, (México), me invitan a participar de una consultora y ahí empiezo a conocer este mundo, luego de unos años trabajando y alentada por mis conceptos propios de lo que debe ser el proceso y el servicio decido independizarme y formar mi propia consultora.

¿Qué es lo más atractivo para ti de esta área?

El trabajar con personas. Efectivamente, el desafío diario de encontrar las personas para formar los equipos que nuestros clientes necesitan y por otro lado el desafío de potenciar las habilidades de las personas a través de los procesos de coaching, es algo que me apasiona enormemente.

Hay un desafío para el profesional chileno porque tiene que empezar a competir con el profesional extranjero con un muy bien nivel de formación…”

¿Cuánto tiempo lleva constituida la empresa?

Llevamos 7 años. Empezamos con selección y luego sumamos más servicios relacionados con gestión de personas, como evaluaciones de potencialidad, descripciones de cargo, en general, asesorando a nuestros clientes en todo lo relacionado al área de recursos humanos y finalmente, luego de tomar la decisión certificarme como coach, incorporamos un área de coaching organizacional a la consultora, asociados a una empresa hermana, Nucleus (link)

¿Qué debilidades identificas en el mercado chilenos en comparación con otros mercados?

En términos de los profesionales en el mercado chileno, hay una falencia técnica, que es el inglés. Hoy día el manejo del inglés sigue siendo de muy bajo nivel, hay publicaciones que arrojan un porcentaje de un 7 por ciento de manejo de idioma y yo honestamente creo que no es más de un 5 por ciento que efectivamente hablan un nivel de inglés avanzado. Hoy son cada vez más las empresas que lo requieren, cada vez está más globalizado el mundo y es necesario que su gente hable inglés y pueda manejarse con el idioma dentro de la compañía, por lo tanto, sigue siendo una gran falencia. Yo siempre les doy este consejo, antes de hacer un MBA o hacer un post grado en algo, la gente tiene que aprender a hablar en inglés. Eso abre puertas, mejora rentas, te da un montón de oportunidades, de beneficios profesionales y además de beneficios personales.

Hoy día el manejo del inglés sigue siendo de muy bajo nivel, hay publicaciones que arrojan un porcentaje de un 7 por ciento de manejo de idioma y yo honestamente creo que no es más de un 5 por ciento…”

¿Y otras debilidades desde no desde la perspectiva del candidato, sino del área empresarial?

El área de recursos humanos, yo creo que ha tenido un avance importante, antes se asociaba mucho al área llamada “más dura” como es el pago de remuneraciones, hoy día, efectivamente las empresas han incorporado a las áreas de RRHH, todo lo que es gestión de talento. Si no nos ocupamos de establecer los futuros desafíos para los profesionales de ahora, corremos el riesgo de que se aburran y dejen la compañía. Las empresas tienen que trabajar, gestionando sus personas, gestionando los talentos que sabemos tanto cuesta encontrar y aún más atraer.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones que existen en Chile y en el mundo en materia laboral según tu experiencia?

Hoy en día en forma macro estamos en un minuto en que el escenario económico no nos está ayudando, por lo tanto, hay un desempleo importante, y hay que reconocer que probablemente va este número va a crecer algo más, por lo tanto, ahí hay una preocupación importante.

¿Qué pasa con la inmigración?

Está comenzando a impactar. Hoy en día tenemos un número importante de inmigrantes. Estamos recibiendo profesionales de países como Venezuela, Colombia y otros, gente que efectivamente tiene un nivel profesional excelente, encontramos que son tremendamente competentes, por lo tanto, también hay un desafío para el profesional chileno porque tiene que empezar a competir con esta profesional con un muy bien nivel de formación. Un compromiso altísimo, porque ellos llegan para y necesitan trabajar.

¿Cómo estamos enfrentando en estos momentos como país la inmigración?

Yo creo que todavía estamos en pañales, hemos avanzado, es cierto, pero creo que tenemos muchísimo más por hacer.

¿Las políticas laborales en relación a la inmigración, tú crees que están en proceso de mejorar?

Si, se están haciendo cosas, avanzamos muy lento en relación a lo rápido que está llegando la gente, entonces hay mucha desinformación, las empresas tienen aún mucho prejuicio para contratar profesionales extranjeros, y otras que ya han probado, se dan cuenta de que son tremendamente competentes, por lo tanto, se “atreven”, pero si, efectivamente falta por hacer y además, falta que se haga más rápido.

¿En qué afecta hoy la tecnología en la búsqueda de trabajo?

Tiene que haber confianza respecto a los portales laborales, llámese Laborum, Trabajando etc, Linked In, son una herramienta eficiente para buscar trabajo, la gente sigue pensando, aun cuando cargan su currículum que es un trámite y que en el fondo lo hacen porque hay que estar ahí, pero no, efectivamente las empresas que trabajamos en reclutamiento y selección, ahí es precisamente donde buscamos, por lo tanto, tienen una oportunidad. Tienen que hacerlo bien, si vamos a subir un currículum a un portal, hagámoslo bien, incorporemos la información cómo corresponde, por complejo que éste sea, no es un trámite, es un trabajo, subir nuestro currículum, subir nuestra experiencia, es un trabajo en sí, entonces hagámoslo de forma responsable, porque mientras más clara nos llegue la información a las empresas que reclutamos y a las empresas que reclutan directamente a sus profesionales, tendrán mayor probabilidad de éxito en la búsqueda de un nuevo trabajo.

Si vamos a subir un currículum a un portal, hagámoslo bien…”

¿Un candidato nace o se hace?

Yo creo que un buen candidato se hace, todas las personas tienen la oportunidad de crecer y de mejorar dentro de lo que son. Vale decir, no basta con tener talento, para ser un buen candidato, tienes que desarrollar tus competencias probablemente en base a este talento, Recordemos que todos somos talentosos y debemos ocuparnos de conocernos y potenciar nuestras habilidades, si tratamos de ser mejores, ahí va a estar nuestra ventaja competitiva. Si esto sucede, sin duda, todos pueden llegar a ser un buen candidato.

¿Cuál es la combinación perfecta para que un candidato sea la mejor apuesta para una empresa?

Creo que un candidato será la mejor apuesta cuando se alineen tres variables. Sus competencias técnicas, habilidades blandas y expectativas personales vs empresa. Las muy “mal llamadas habilidades blandas” que haya desarrollado en su vida y en su carrera, hoy son las que definen la diferencia entre un candidato y otro ya que técnicamente, si la gente se ocupa, puede lograr un muy buen nivel, y tienen millones de alternativas, ya no solo son las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, hay muchas formas de capacitarse, por lo tanto, técnicamente se puede lograr un muy buen nivel, pero la diferencia realmente la hacen las habilidades blandas. Si las personas se ocuparan de su desarrollo en este aspecto, sería mucho más fácil formar equipos de trabajo y liderar estos equipos. Y por último el tercer punto, mencionado para poder alinear, esta combinación perfecta entre candidato y empresa, es que coincida lo que quiere el candidato como planificación para su vida profesional y lo que quiere la empresa. Hay un desafío importante ahí. Las empresas tienen que entender que las nuevas generaciones tienen muy claro lo que esperan de su vida y ellos ya tiene avanzado un camino de expectativas, por lo tanto, las empresas deben presentar desafíos permanentemente para ellos para lograr que los talentos se queden. Finalmente cuando se alinean lo que la empresa tiene como su misión y lo que el candidato quiere desarrollar en su vida, estarán hablando un mismo idioma.

¿Cuáles son los valores de Argento y que los hace distintos a otras consultoras?

Nosotros trabajamos sobre una base de tres pilares fundamentales; respeto, excelencia y pasión. Respeto por la confidencialidad hacia nuestros clientes y nuestros candidatos. Tratamos con personas, por lo tanto, somos muy cuidadosos y muy conscientes que trabajamos y conocemos tanto la vida laboral como personal de cada uno de nuestros candidatos y por lo tanto, también nos debemos a ellos. Por otro lado, trabajar con excelencia es nuestro estándar. Todos los días nos ocupamos de mejorar nuestros procedimientos, incorporar nuevas técnicas de gestión, nos capacitamos permanentemente y por supuesto, trabajamos con gente para las que el mundo de las personas sea su norte. Y finalmente la pasión por lo que hacemos es lo que nos mueve día a día en Argento Consultores… Buscamos gente que hable el mismo idioma.