¿Eres una persona con Perfil T? Conoce estas habilidades

Perfil T Argento Consultores

Un empleado con perfil T, en el contexto de los recursos humanos, es un individuo que posee un profundo conocimiento y habilidades en un área particular de especialización, junto con el deseo y la capacidad de establecer conexiones entre disciplinas. Esencialmente, estos perfiles, son a la vez, especialistas en el tema de nicho y generalistas con habilidades de personas.

La gestión del talento es el compromiso de una organización para reclutar y desarrollar los empleados más talentosos y superiores disponibles en el mercado de trabajo. Comprende todos los procesos y sistemas de trabajo relacionados con la retención y el desarrollo en los equipos de profesionales dentro de una empresa.

 

Cuando le dices a un posible empleado que estás dedicado a una estrategia de gestión del talento que asegurará que él o ella tendrá la oportunidad de desarrollarse profesionalmente, atraerás al mejor talento. Ahora bien, hoy en día dicha gestión ha sufrido cambios favorables en los perfiles de profesionales preferidos por las organizaciones, ya que es tendencia las habilidades del nuevo perfil denominado “Perfil en forma de T”. Estos perfiles cumplen con habilidades que describen los atributos específicos de los trabajadores deseables.

 

Uno de los desafíos para las organizaciones es construir equipos formados por personas con estos perfiles. La metáfora “en forma de T” proviene de la idea de que un individuo puede poseer habilidades profundas en algunas áreas, así como una gama más amplia de habilidades superficiales.

 

Este perfil tiene el nombre de la letra T, ya que por sus características se entiende mejor cuando nos ubicamos que la barra  vertical de la T se refiere al conocimiento experto y la experiencia de una persona en un área particular, mientras que la parte horizontal de la letra se refiere a la capacidad de colaborar con expertos en otras disciplinas y la voluntad de utilizar el conocimiento obtenido de esta colaboración.

 

La participación de “Perfiles T” dentro de las empresas es tendencia en la actualidad, ya que en ocasiones, los equipos de desarrollo deben enfrentar desafíos que requieren más flexibilidad y tiempos de respuesta más cortos que los expertos recomiendan. En estos casos y en otros más extremos, cuando todas las probabilidades están en contra del equipo, hay un tipo de equipo que tiene más probabilidades de tener éxito: un equipo construido de acuerdo con un nuevo paradigma de habilidades en forma de T.

 

¿Qué significa tener “habilidades en forma de T”?

 

Un empleado con perfil T, en el contexto de los recursos humanos, es un individuo que posee un profundo conocimiento y habilidades en un área particular de especialización, junto con el deseo y la capacidad de establecer conexiones entre disciplinas. Esencialmente, estos perfiles, son a la vez, especialistas en el tema de nicho y generalistas con habilidades de personas.

 

¿Cuáles son los beneficios de los perfiles T en las empresas?

 

Al formar un equipo con una combinación de habilidades en lugar de un conjunto específico de habilidades, la organización podrá:

 

  • Reducir las dependencias entre los equipos, dando apertura a nuevas y diferentes prioridades.
  • Ampliar y profundizar las habilidades individuales de los miembros del equipo, a través del tiempo y de la colaboración.
  • Fomentar la resolución de conflictos en cada equipo en lugar de segmentos específicos.

 

Dicho esto, podemos decir que una planificación cuidadosa, la consideración y la comprensión es lo que hace que un equipo exitoso de alto rendimiento resulte en una organización, al mismo tiempo que hace que la empresa se ubique en una mejor posición para ofrecer valor a sus clientes.

 

Un enfoque para garantizar que una empresa tenga empleados con el conocimiento y las habilidades necesarias para el éxito es alentar proyectos que creen una cultura empresarial que fomente el desarrollo de habilidades blandas. En ese entorno de trabajo, los empleados obtendrán naturalmente conocimientos generales y desarrollarán habilidades para las personas a medida que continúen desarrollando el conocimiento profundo requerido para respaldar los objetivos comerciales de la empresa.

 

Tener habilidades en forma de T es una de las mayores ventajas competitivas que puede tener la sociedad creativa al contribuir valor para los mercados o al lograr sus objetivos.